Portafolio de Servicios

Lentes de Contacto

Dale un toque de personalidad a tu mirada.



Los lentes de contacto son discos delgados y transparentes que se colocan directamente sobre la superficie del ojo con el fin de corregir los defectos de visión como la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia.

Existen distintos tipos y materiales de lentes de contacto, aunque los de mayor uso son los blandos hechos en hidrogel, el cual es respirable permitiendo que el oxígeno pase a través de ellos para mantener tus ojos frescos. Además, al tener ésta variedad de opciones disponibles tendrás alternativas que se ajusten a tus necesidades y tu estilo de vida.

Tipos de Lentes



Lentes de Contacto Desechables Diarios

Son los lentes de contacto más fáciles de mantener, debes descartarlos al final del día y usar un par nuevo cada mañana así no tienes que preocuparte por limpiarlos. Usar un par nuevo de lentes por día es la forma más conveniente e higiénica de uso de lentes de contacto.

Lentes de Contacto Reutilizables

Puedes usar los lentes de contacto reutilizables de forma continua por varios días o semanas.

Retíralos y limpialos en una solución desinfectante apropiada para lentes de contacto desechables antes de irte a dormir, luego te los vuelves a colocar en la mañana. Reemplázalos según las indicaciones de tu profesional de salud visual.

Ventajas

  • Son perfectos para realizar deportes y actividades al aire libre sin preocupaciones.
  • Pueden ser usados a diario u ocasionalmente en combinación con gafas de sol o gafas con bloqueador de luz azul - violeta para uso de dispositivos electrónicos.
  • Son Ideales cuando tienes fórmulas altas.
  • Tienen menor distorsión por estar directamente en la superficie de los ojos.
  • Cuentan con mejor visión periférica ya que no limita el campo visual.
  • No tienen reflejo ni se empañan.
  • Son muy cómodos de usar, fáciles de manipular, suaves, flexibles y no hay límite de edad para su uso.

Cómo Usarlos


  1. Lava tus manos con agua y jabón preferiblemente antibacterial, enjuaga con abundante agua y seca tus manos con un material que no deje pelusa. Te recomendamos colocar el lente del ojo derecho primero, así no te confundirás.
  2. Verifica que el lente esté al derecho, para ello coloca el lente en la punta de tu dedo y verifica los bordes. Algunos lentes tienen una marca. Usa la mano con la que escribes.
  3. Ayúdale a tus párpados: Levanta con cuidado tu párpado superior con la mano contraria y al mismo tiempo con los otros dedos baja tu párpado inferior.
  4. Mira hacia arriba y ponte el lente.
  5. Cierra el párpado con cuidado para que el lente se acomode.
  6. Repite los anteriores pasos con tu lente del ojo izquierdo.

Cómo Retirar Tus Lentes


  1. Lava tus manos con agua y jabón preferiblemente antibacterial, enjuaga con abundante agua y seca tus manos con un material que no deje pelusa. Te recomendamos retirar el lente del ojo derecho primero, así no mezclarás los lentes.
  2. Mira hacia arriba y con tu dedo medio baja con cuidado tu párpado inferior.
  3. Lleva tu dedo índice al ojo hasta que toques el borde inferior del lente y desliza el lente a la parte blanca del ojo.
  4. Con suavidad toma el lente entre tu dedo índice y pulgar, y retíralo.
  5. Retira el lente izquierdo siguiendo los mismos pasos.
  6. Descarta los lentes desechables diarios, limpia y desinfecta los lentes reutilizables.
Importante: Nunca enjuagues los lentes ni el estuche con agua corriente.

Recomendaciones


Cuando usas lentes de contacto debes tener en cuenta:

  • Mantener una adecuada higiene de los lentes y el estuche.
  • Lavar la manos en cada manipulación que realices, ya sea para colocarlos, acomodarlos o retirarlos.
  • Respetar el tiempo de uso de los lentes desechables diarios o reutilizables recomendado por el fabricante.
  • En caso de presentar conjuntivitis o cualquier infección relacionada con las estructuras del ojo, descarta los lentes de contacto desechables o reutilizables que estés usando y consulta a tu médico. Utiliza un nuevo par de lentes una vez realices tu tratamiento.
  • Los lentes de contacto no te protegen contra la sensibilidad a la luz. Puedes usar unos lentes neutros fotocromáticos, polarizados o de sol junto a tus lentes de contacto.
  • Los lentes de contacto no te protegen contra los rayos azul - violeta producidos por la luz artificial y la luz led de los dispositivos electrónicos, te recomendamos utilizar unos lentes bloqueadores de luz azul junto a tus lentes de contacto.
  • No olvidar lubricar tus ojos con lágrimas naturales.
  • Si eres sensible a los lentes de hidrogel de silicona, hay una opción para tí.